aborto_terapeutico

El aborto terapéutico

aborto-terapeutico

Existen razones médicas válidas para la aplicación aborto terapéutico, como en el caso en que la no interrupción del embarazo o la labor de parto pongan en inminente riesgo vida de la madre y deba interrumpirse el embarazo para evitar su muerte; otra circunstancia en la cual se amerite un aborto terapéutico, es cuando entra en juego la salud mental o física de la madre y se encuentren en peligro por el embarazo o por el parto.

También para evitar el sufrimiento de un niño que nacerá con una enfermedad congénita o genética grave que le condenará a una vida llena de padecimientos o discapacidad grave, amenazando su vida; por otra parte, se aplica si es necesaria la reducción de embriones o fetos en embarazos múltiples muy comunes en la actualidad, a fin de hacer más aceptable el riesgo y un embarazo que llegue a feliz término; por último cuando esté en peligro la vida del niño, sea por alguna malformación o por ser muy alto el riesgo de muerte dolorosa durante la labor de parto o inmediatamente después del nacimiento.

La importancia del aborto terapéutico y su consecuente aplicación de técnicas médicas para interrumpir un embarazo, radica en que se trata de una intervención quirúrgica realizada dentro de las instalaciones sanitarias institucionales, los cual garantiza las mínimas condiciones de higiene y salubridad, cumpliendo con todos los preceptos exigidos en los recintos hospitalarios, a objeto de evitar riesgos para la vida de la madre de manera innecesaria.

Confusiones frecuentes.

Conociendo de qué se trata el aborto terapéutico, podemos identificar la línea que diferencia el aborto terapéutico y el aborto inducido, la cual es sumamente delgada, ya que este último ocurre cuando la aplicación de alguna terapia médica necesaria para salvar la vida de la madre, produce la muerte del feto, pudiendo generar confusiones en cuanto a las circunstancias en las cuales ocurre el aborto, produciendo, en algunos casos, implicaciones legales, tanto para la madre, como para el médico que ha haya aplicado la terapia. Por esta razón, es obligación de las pacientes informar a su doctor acerca de su embarazo o sospecha de él y es deber de los médicos hacer una prueba de embarazo a sus pacientes antes de aplicar cualquier tratamiento y conociendo los resultados, informar a la futura madre acerca de los riesgos que pueda correr el feto. Con este sencillo paso, en caso de ocurrir el aborto inducido, se evitará problemas con la ley.

También suele confundirse el aborto terapéutico con el aborto electivo ante situaciones de fuerza mayor, siendo este el que se realiza cuando resulta un embarazo producto de un delito sexual; por realización de inseminación sin el consentimiento de la madre; o cuando la embarazada es menor de edad y/o incapacitada física, económica o socialmente para cuidar de un hijo

Consejos pertinentes.

Busca una segunda opinión. Antes de tomar una decisión tan delicada como la de aplicarse un aborto terapéutico, es recomendable consultar la opinión de otro especialista y quedarse sólo con la apreciación de un solo doctor. Solicite que le practiquen todos los análisis necesarios e infórmese acerca de sus opciones. Recuerde que los médicos son seres humanos y por ende, podrían equivocarse, así que no es una idea alocada solicitar la valoración de otro profesional de la medicina.

Verifique la salubridad del recinto hospitalario.

Es de vital importancia verificar las condiciones de higiene del hospital o clínica donde se realizará una intervención quirúrgica tan delicada, pues es relativamente común que los pacientes contraigan enfermedades o infecciones intrahospitalarias, por ello debe buscar la mejor opción y si es necesario pagar un poco más para evitar complicaciones peores.

Mantenga la calma.

En situaciones como esta, mantenerse sereno es imprescindible. Recuerde que un aborto terapéutico es una cirugía mayor, lo cual implica que la paciente va a estar sometida a anestesia y luego a medicación, entonces no deje que el estrés domine la situación.

Busque el respaldo de la familia.

El apoyo de la pareja, los padres, familiares o amigos cercanos, harán un poco menos doloroso este paso. Trate de no permanecer sola, tenga presente las implicaciones de un aborto terapéutico, tanto para su salud física como psicológica y la familia puede llegar a convertirse en su única fuente de respaldo desinteresado, más aun cuando se confía tanto en ella, como para darle cierta participación en el proceso que usted está viviendo.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments